Acquavista entra en fase de relanzamiento comercial

 

De la mano de Galp, su nuevo administrador fiduciario, Acquavista exhibe obras desde hace tres meses y se prepara para su relanzamiento comercial.

El desarrollo de 60 hectáreas (650 lotes y 16 macrolotes), ubicado en la autopista a Villa Carlos Paz y que contará con una laguna artificial (tecnología de la chilena Crystal Lagoons), había entrado en una meseta bajo la gestión del grupo Artemisa.

Ahora, Galp ultima los detalles para vender nuevos lotes, departamentos, locales comerciales y oficinas. “En el caso de las torres, saldrían unos 90 departamentos de uno, dos y también de tres dormitorios”, adelantó Lucas Zunino, socio gerente de Galp Inversiones.

Esa firma empezará a levantar su propio edificio (planta baja y tres pisos) en abril, que se sumará a los trabajos que ya realiza Viltecna (Artemisa). Los precios oscilarán entre 36 mil y 40 mil pesos el metro cuadrado.

En cuanto a los lotes, se comercializarán alrededor de 20 con superficies de 500 a 600 metros cuadrados, a valores que rondarán el millón de pesos, además de otros 30 lotes considerados premium (en la cabecera de la laguna), con valores que aún están en definición.

El espacio comercial tendrá, en total, unos 7.000 metros cuadrados entre locales y oficinas, que se levantarán apenas superado el acceso al emprendimiento.

Y por último habrá un housing para alrededor de 50 lotes apto dúplex. “Queremos tener una financiación propia de 20 a 24 cuotas para los lotes premium, el área comercial y el housing”, añadió Zunino. Ese plan tendrá al valor de la bolsa de cemento como la unidad de referencia para el ajuste de precios en las cuotas.

Galp tomó el control de Acquavista en julio del año pasado, cuando el desarrollo había ingresado en una clara fase de estancamiento. “Comenzamos con un estudio de regularización de obras, de presupuesto y también jurídico-fiscal”, explicó Zunino.

Ese proceso los llevó, por ejemplo, a viajar a Chile para redefinir plazos y montos del acuerdo de pago de royalties con Crystal Lagoons. “Fue una buena negociación, que incluyó la cesión del activo intangible, que estaba a nombre de otra empresa y pasó al fideicomiso La Crystalina”, apuntó.

También se incorporaron nuevos recursos, como macrolotes, que no estaban en el plan original, y el housing que saldrá a la venta.

Las obras se retomaron en noviembre pasado, con foco en el bulevar central, hormigonado, cordón cuneta, nivelaciones, aperturas de calles que estaban pendientes y adoquinado. Zunino aseguró que también se trabaja en un nexo de energía de media tensión.

El flujo de fondos para sostener esas tareas viene de canjes con proveedores, aportes pendientes de Artemisa y recursos que también pone Galp. En el caso de la laguna, se enviaron nuevos planos a Crystal Lagoons para readecuar la obra a nuevas tecnologías. Apenas llegue el aval de la firma chilena, comenzarán las tareas.

“Estamos muy entusiasmados, pero queremos ser muy cautos con los clientes. Tenemos una base de alrededor de 350 propietarios (resta una última fase de depuración para el listado total), a quienes enviamos informes sobre los avances. Se había armado una comisión de compradores con la que tenemos contacto”, señaló Zunino.

La firma estima que, apenas esté listo el nexo de energía, “en dos o tres meses volverán los trabajos en la laguna, para que esté terminada de 12 a 14 meses”.

Con ese horizonte, calculan que las posesiones para habilitar las construcciones individuales en cada lote podrían estar a fines de 2019.

“Si es antes, mejor, pero hay que calmar la ansiedad”, remarcó Zunino.

Nuevo desarrollo Juárez Celman

Galp también interviene como agente fiduciario.

Galp ya tiene casi cerrado el plan integral para un nuevo emprendimiento con una laguna artificial. “Estamos cerrando los últimos acuerdos por la tierra, ya está listo todo con Crystal Lagoons y esperamos entrar en la mesa única de lotes”, indicó Lucas Zunino.

Son 65 hectáreas a la vera de la ruta E-53, pero en el ejido de Juárez Celman, en las que se proyectan cerca de 800 lotes y 14 macrolotes. “Somos también el administrador fiduciario. Se están asociando inversores en el fideicomiso, algunos son jugadores del rubro, también proveedores”, añadió.

 

Fuente: La Voz del Interior